Para operar la “vista cansada” o presbicia realizamos una cirugía de catarata, es decir deshacemos y aspiramos el cristalino, y lo sustituimos por una lente multifocal. Las lentes multifocales producen un rango diferente de enfoque permitiendo visión de lejos y de cerca. Con éste tipo de lentes el paciente consigue autonomía de lejos y de cerca para su actividad habitual sin necesidad de gafas. En el momento actual las lentes multifocales más avanzadas son las trifocales, que son las que implantamos en nuestro centro.

La presbicia o “vista cansada” se produce por la pérdida de la capacidad de acomodación, el cristalino va perdiendo elasticidad con los años y ya no es capaz de moldearse para poder modificar su graduación y así permitirnos ver de cerca.

Acomodación: Es el proceso de enfoque automático del ojo que nos permite ver de cerca. Se produce por contracción del músculo ciliar, ésto cambia la forma del cristalino, cambiando la graduación del ojo.

La corrección de éste defecto se puede hacer con las habituales gafas de cerca o progresivas, o actualmente por medio de unas lentes intraoculares multifocales que permiten una visión de lejos y de cerca.